arte ecuatoguineano

tradicional

Lorna Rivas

Lorna Rivas

Productora, GuineaEcuatorial.com

El arte tradicional en la región de la actual Guinea Ecuatorial es especialmente famoso por sus máscaras, escudos y estatuas. Estos objetos desempeñaron un papel importante en la vida de la aldea, especialmente en relación con ceremonias, sociedades secretas y creencias colectivas. La identidad social se basaba en la afiliación familiar y la obediencia a un jefe común.

Las máscaras transmitían el poder viviente de los antepasados y tenían una importante presencia psicológica en la comunidad.

Los miembros de las sociedades secretas — que eran sólo para hombres — llevaron a cabo ceremonias de iniciación para niños varones a punto de ingresar en la edad adulta. Las sociedades imponían normas culturales y castigaban a los que no se conformarían.

Se creía que los portadores de las máscaras encarnaron a los antepasados venerados. Los miembros enmascarados de una sociedad secreta se aparecían después de la puesta del sol y realizaban sus funciones por la luz de antorchas o fogatas.

ritual de la mayoría de edad
Mujeres en Guinea Ecuatorial durante una ceremonia cultural tradicional
Las mujeres tenían sus propias sociedades secretas.

En esta región de África, típicamente las máscaras eran alargadas y pintadas de blanco, que era el color de los espíritus. Los ancestros del pueblo tenían un carácter dualista. Si eran correctamente propiciados, proporcionaban protección. Sin embargo, si eran ignorados o si la gente no mantenía las practicas culturales, se enojaban y buscaban venganza.

La máscara del antílope rojo se usaba en los rituales tradicionales de paso a la edad adulta. Fueron muy diferentes de las ceremonias modernas, como la graduación de la escuela secundaria o el bautismo, que duran unas horas como máximo. En las sociedades bantúes, como las del área de la actual Guinea Ecuatorial, estos rituales duraban varios meses.

Mujeres bonitas africanas realizando una danza tradicional
mujeres ecuatoguineanas, danza tradicional

Los participantes aprendieron acerca de los mitos y cómo apaciguar a las poderosas fuerzas de los antepasados. Aprendieron cómo se creó la tribu al principio de los tiempos y cómo las prácticas sagradas de la aldea mantienen la unidad y el orden del universo. Tuvieron que pasar por pruebas y superar desafíos. Despues, surgieron como personas completamente nuevas. Sin someterse a la ceremonia, una persona no pudo llegar a la edad adulta y no sería aceptada como miembro legítima de la sociedad.

Con frecuencia, los participantes en estos rituales tradicionales de paso a la edad adulta ayunaban o permanecían despiertos por la noche. A veces tomaban la planta psicodélica iboga. Junto con las ceremonias secretas, estas prácticas les llevaban a un mayor nivel de conciencia y una conexión más completa con el mundo espiritual.

Estos rituales y sociedades secretas tenían otro propósito importante: la cohesión del pueblo. Sin unidad, la comunidad sería vulnerable a la explotación o la violencia de los forasteros. Con desorden o individualismo, los miembros del grupo no podrían confiar en la solidaridad colectiva en tiempos de enfermedad o dificultad.

Las esculturas representaban con frecuencia a un ancestro venerado, que había sido un jefe y líder espiritual. El pueblo consultaba con el espíritu antes de tomar una decisión importante con respecto a la guerra, la reubicación, el tiempo de siembra o la caza.

La estatua de madera pulida representaba típicamente un cuerpo desnudo, que podía ser masculino o femenino. Por lo general, estos ídolos se mantenían adjunto a un relicario cilíndrico, que conservaba el cráneo y los huesos largos del antepasado. Una vez que la estatua se separó del relicario, podía perder su poder para encarnar el espíritu.

Los objetos rituales que poseían las sociedades secretas masculinas se mantenían escondidos de las mujeres y de cualquier otro residente no iniciado de la comunidad. Las mujeres tenían sus propias sociedades secretas que llevaban a cabo ceremonias para niñas. Las sociedades secretas de mujeres aprovechaban poder espiritual para asegurar la fertilidad, las cosechas y el orden en el universo. En cuanto a la mutilación genital femenina, nunca ha sido una práctica cultural común en Guinea Ecuatorial.

Créditos fotográficos:

La imagen del encabezado incorpora un componente de un festival de moda que tuvo lugar en Sofitel Malabo Sipopo Le Golf